Ornamentos




                   
La diversidad de ministerios en la celebración
 litúrgica se manifiesta exteriormente por la 
 diversidad de las vestiduras sagradas que 
 deben constituir un distintivo propio del oficio 
 que desempeña cada ministro.

La vestidura común para todos los ministros                        
 de cualquier grado es el alba
 ceñida con el cíngulo.

Vestidura propia del sacerdote es la casulla
 puesta sobre el alba y la estola; 
 para el diácono la dalmática.

La capa pluvial la lleva el sacerdote en
 las procesiones y en algunas 
 otras celebraciones.

El conjunto de altar está compuesto de  
 corporal,  purificador, manutergio y pala.   






                                
       
      
     Albas y roquetes    
     

     Casullas 1 · 2 · 3

     Cíngulos y túnicas

     
     Estandartes

     Estolas  1 · 2

     Mantos y vestidos

     Mitras 

     Paños de atríl 

     Tejidos y galones